Palabras

Cuando se adentra la oscuridad, en la soledad de la noche, haciendo acopio de poder y la tierra se va deleitando al sentir sus pies descalzos, de nuevo, se inunda en un mar de confusiones y renacen los miedos. La voz de los recuerdos resurge en lo más profundo de su ser, hasta el despuntar del alba.

Fue un viajero del tiempo, pero al llegar al ecuador de su existencia empezó a cuestionarse cuál era el sentido de la vida. Los relajantes se hicieron amigos del insomnio y soñar se convirtió en su mayor pesadilla. Los sueños habían cobrado vida, arrastrando los pesares y la nostalgia de un ayer. Buscaba el significado a todo cuanto le rodeaba  y con un atisbo de esperanza comenzó a refugiarse en aquel dulce elixir, que cada madrugada acariciaba el alma  y desnudaba el corazón.

Ellas habían conseguido dulcificar  sus noches. Ellas, susurrantes y suntuosas, se fueron haciendo hueco cada amanecer. Vestidas de gala agudizaron su ingenio, apaciguando aquellas inagotables jornadas nocturnas.

Sí, ellas, las palabras habían conseguido aminorar el tiempo y suavizar cada día, buscando un sentido a su vida. Palpaba, sentía y absorbía cada una de las letras que nacían de sus manos, sellando una estela de inmaculado papel. Tejía versos con bailes de palabras. Palabras que anidaban “te quiero”, que susurraba su voz serena y se enredaban entre sus dedos. Palabras carismáticas de silencios, que envolvían sus sentidos, cuando la luz de su mirada se iba abriendo camino.

Descubrió sentimientos y emociones, que de día estaban dormidos. Sumergido en cada una de sus páginas, sus cuadernos cobraron vida. Con diferentes matices se  convirtió en un viajero del tiempo, cuya  alma errante vagaba por el Universo, por un Universo de papel que él mismo iba construyendo.

Cada madrugada emprendía de nuevo el vuelo, despertando la imaginación  con el lápiz entre los dedos y así daba sentido a la vida, realizando sus sueños.

Ludy Mansilla Pérez

Anuncios
Esta entrada fue publicada en PROSA. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Palabras

  1. Es estupendo Ludy, el que cada uno encuentra su pasión y su relajación, unos con las letras y otros con la música.”Muy bonito”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s